|| Eurosalud | Nutrición :: Intolerancia al gluten o enfermedad celiaca


Afecta a multitud de personas, tanto niños como ancianos. Un diagnóstico precoz nos puede servir para mejorar notablemente la calidad de vida del individuo afectado y previene de posibles complicaciones.

Se define por una intolerancia permanente al gluten del trigo, el centeno y en algunos casos también la avena. Se caracteriza por un inflamación de base inmunológica de la mucosa del intestino delgado, posteriormente puede llevar a la destrucción de las microvellosidades del intestino, que son las responsables de la absorción de macro y micronutrientes.

El gluten es un complejo proteico se encuentra en la cáscara de los cereales como el trigo, la cebada y el centeno.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes son:

Pérdida de apetito y peso
Nauseas y vómitos
Diarrea
Pérdida de masa muscular.
Retraso en el crecimiento.
Alteraciones del carácter: Irritabilidad, apatía, tristeza.
Anemia por déficit de Hierro.

Consejos para un individuo celiaco:

Conocer lo que contiene o no gluten, leer atentamente las etiquetas de todo lo que va a comer.

No comprar productos a granel, elaborados artesanalmente o que no lleven etiqueta.

Leer los ingredientes de los alimentos prefabricados y de los medicamentos.

Comprar panes, harinas de maíz o arroz.

No freír alimentos son gluten en aceites donde previamente se hayan frito productos con gluten.

Seguir estrictamente la dieta sin gluten, aunque mejoren los síntomas.

Si come fuera de casa evitar las salsas, rebozados y pan. Y ante la duda no comer el alimento.

Toda la familia del celiaco debe consumir alimentos sin gluten.

En los últimos años la calidad de vida de los celiacos a mejorado sustanciosamente ya que en el mercado encontramos gran variedad de productos especiales sin gluten además a mejorado la información al consumidor; Puede aparecer la frase “sin gluten” o bien la “controlado por FACE” o bien el símbolo internacional “sin gluten”.

Alimentos sin gluten según FACE:

Aceites y mantequillas
Arroz, maíz y tapioca
Azúcar y miel
Café en grano o molido, infusiones y refrescos de naranja limón y cola
Fruta
Huevos
Leche y derivados
Legumbres
Pescados frescos y congelados sin rebozar
Todos tipo de carne
Verduras y hortalizas
Vinos y bebidas espumosas....

...