|| Eurosalud | Dietas :: Dietas mágicas 2


En el capítulo anterior (Dietas mágicas) comentamos la peligrosidad de las dietas que aparecen esporádicamente en los medios de comunicación y que no tienen evidencia científica y no están asesoradas por un profesional.

Ahora vamos a dar una serie de ejemplos que nos sirvan para reconocerlas y rechazarlas. No voy a dar el nombre de ninguna de ellas para evitar problemas.

Existe una dieta que recibe el nombre de una clínica estadounidense de prestigioso nombre que la podríamos encuadrar como excesivamente hipocalórica y desequilibrada. Su aporte es de 600 Kcal. / día, y promueve el consumo de 4 a 6 huevos diarios y la exclusión absoluta de productos lácteos. Solo se puede tomar té y café para beber.

Los riesgos de esta dieta son: un importante déficit de calcio y un exceso de colesterol, además de no cubrir ni siquiera el 30% de las ingestas recomendadas.

Hay también una dieta que recibe el nombre de una famosa artista italiana es muy curiosa porque no permite mezclar hidratos de carbono, y además todo debe consumirse antes de las 8 de la mañana porque en esa hora no engorda. Se basa en hacer un desayuno en el que puede incluirse cualquier cosa.

Otra dieta muy famosa es la que excluye completamente los hidratos de carbono de nuestro menú, y nos da libertad absoluta para comer lípidos y proteínas. Un ejemplo de esta dieta es:

En el desayuno, huevos con jamón o tocino, tortilla o pescado ahumado.

En la comida, bistec con ensalada, asado de cerdo con verduras y filete de ternera recubierto de queso.

En la cena, chuleta de cordero con guisantes, cóctel de gambas o bien pollo asado con ensalada.

Esta dieta se basa en la producción de cuerpos cetónicos que fuerzan el hígado y provocan graves problemas de salud.

A pesar de que sólo hemos hablado de tres dietas y de que existen multitud de ellas en los medios de comunicación, nos pueden servir para reconocer futuras dietas que no estén siguiendo las directrices de una buena alimentación.

Cuando nos recomienden dietas que introduzcan lo que llaman “ideas reveladoras” rechazadlas, porque las consecuencias pueden ser graves para nuestra salud....

...