|| Eurosalud | Sexo :: Satisfacción sexual


La satisfacción sexual es un factor importante en nuestra vida personal y de pareja, hasta tal punto que puede influir en el bienestar de la persona y su calidad de vida en general. Por esa razón es esencial disponer de información adecuada sobre cómo identificar y superar las dificultades sexuales y afectivas que afectan a nuestra satisfacción sexual

La satisfacción sexual se ha definido como la respuesta afectiva que surge tras la evaluación de los aspectos positivos y negativos asociados a las relaciones sexuales. Aunque todos poseemos una idea de lo que es tener una relación sexual satisfactoria, parece ser que la variedad de técnicas y prácticas sexuales, un mayor número de encuentros sexuales y orgasmos, niveles altos de deseo sexual, altos conocimientos sobre sexualidad, salud física y emocional y una fuerte intimida están asociados con una alta satisfacción sexual.

En este sentido, aunque es cierto que el orgasmo y el placer desempeñan un papel importante. Para alcanzar un nivel elevado de satisfacción sexual a menudo se requieren mucho más que el placer físico. Establecer una relación sexual satisfactoria también requiere comunicación, afecto, dedicación, tiempo y energía compartida entre ambos miembros.

La satisfacción sexual asimismo va más allá de la ausencia de insatisfacción o problemas. En su lugar, la satisfacción sexual implica el sentimiento general que nos queda tras considerar y pensar sobre nuestras relaciones sexuales.

Las relaciones sexuales son un elemento central de nuestra sexualidad, pero no es el único ni el más importante. La sexualidad y la satisfacción sexual deben apreciarse como un parte de la personalidad y de las relaciones íntimas.

La sexualidad supone una fuente de excitación, juegos, placer y crecimiento personal, pero también es el origen de conflictos y sentimientos de culpabilidad.

Las relaciones sexuales pueden y deberían potenciar nuestros sentimientos sobre nosotros mismos y ayudarnos a relacionarnos de manera confortable e íntima con otra persona. De hecho, la satisfacción sexual comienza comprendiendo y aceptando nuestras necesidades y nuestro cuerpo, junto con su potencial sensual y sexual. Hay que hacer de la sexualidad algo positivo y satisfactorio tanto en la vida individual como en la relación de pareja....

...