|| Eurosalud | Sexo :: Sustancias que pueden provocar disfunciones sexuales


Dentro del grupo de los factores físicos se engloban todos aquellos síntomas de diversas enfermedades, las consecuencias de intervenciones quirúrgicas, o los efectos de fármacos y drogas. La importancia de estos factores proviene de su capacidad para provocar de forma directa la disfunción, y de los efectos indirectos (reacciones de la persona). Se distinguen cuatro tipos de sustancias que pueden bloquear o disminuir la respuesta sexual en cualquiera de sus fases:

- Los sedantes producen efectos de disminución del interés y la respuesta sexual, mediante la depresión del SNC (es este estado libera inhibiciones). En dosis pequeñas, puede incrementar el deseo sexual. Por ejemplo: barbitúricos, hipnóticos, opiáceos, alcohol…etc.

- Los antiandrógenos, contrarrestan el efecto de estimulación que produce los andrógenos en el cerebro, reduciendo con ello, la respuesta sexual. Por ejemplo: estrógenos (para la menopausia y cáncer de próstata).

- Los anticolinérgicos y antiadrenérgicos producen un bloqueo de vasos sanguíneos y nervios que regulan los órganos genitales. Por ejemplo: Reserpina, Metildopa (usados para la hipertensión).

- Los psicotrópicos producen dificultades en la eyaculación y la erección. Dentro de este grupo se encuentran los tranquilizantes y relajantes musculares. Los efectos dependerán de las sustancias, por ejemplo: Haloperidol o Tioridacina producen eyaculación tardía; y ansiolíticos como Clordiacepóxido o Diacepán, dan lugar a impotencia, anorgasmia. Además puede ocurrir que se produzca un aumento del interés sexual, ya que estas sustancias disminuyen la ansiedad y depresión.

En definitiva, las consecuencias producidas por las sustancias señaladas son dispares ya que dependen de diversos factores: expectativas y atribuciones de la persona, ambiente en el que se ingieren....

...