|| Eurosalud | Enfermedades :: Obesidad en la infancia II


En la escuela es principalmente donde los niños socializan con compañeros de su edad, y es ahí donde más discriminación sufren los niños con obesidad. La misma obesidad hace que el niño tenga una pobre imagen de sí mismo y se sienta inferior, muchas veces tenga dificultades para hacer amigos y la discriminación por parte de los demás lo llevan al aislamiento, depresión, inactividad y a la mayor ingesta de alimentos. Es frecuente que los padres no puedan ver que su hijo es obeso, así como también muchas veces creen que la alimentación es la adecuada. Por lo tanto la familia debe estar consciente del problema, de esta manera poder modificar los hábitos alimentarios, lograr una ingesta adecuada, incrementar la actividad física y de ser necesario obtener la orientación de un psicólogo infantil, así el niño podrá enfrentar y corregir su enfermedad.

La obesidad es un problema que aqueja a toda la sociedad pero especialmente a la población infantil, además de traer problemas que podrían afectar salud el estado psíquico de la persona ocasionando depresión. Por eso es tan importante que mamá o papá estén atentos al modo de alimentación que tienen los chicos. Seguramente que es mucho más fácil y rápido cocinar salchichas, hamburguesas, papas fritas, pero no se está atento al daño psicológico y físico en que pueden derivar este tipo de alimentación. Cuando los adultos o abuelos eran niños cada día de la semana había una comida determinada y nutritiva: puchero, pastas, bifes con ensalada, asado, pollo, etc. Crecían sanos, fuertes sin ser obesos. Tampoco conocíamos el Danonino, el Actimel que parecen ser la mejor alimentación en estos tiempos. Antes se tomaba leche, tostadas, de vez en cuando masitas…etc. La gente enfermaba sí, pero ahora si no toman Actimel o Danonino, no están fuertes, carecen de vitaminas y minerales. Uno más de los errores a los que nos lleva esta sociedad consumista....

...