|| Eurosalud | Enfermedades :: El entorno social


En las sociedades contemporáneas, casi cualquier situación se ha convertido en una ocasión para comer: trabajo, conducir, ver la televisión y, por supuesto, socializarse.

Al mismo tiempo, y de modo contrario, el comer contemporáneo se ha vuelto radicalmente individualizado, y los rituales de comida colectiva, en especial, la comida familiar, ha sufrido un enorme declive.

Por ejemplo en Estados Unidos, muy poca comida es ingerida en las “comidas” con un horario regularmente establecido. Nos hemos convertido en la “sociedad del picar”, por norma general, en forma de episodios irregularmente establecidos e ingestas nutricionales muy poco convincentes y reemplazando la tradición de tres comidas al día, pese que ahora los especialistas recomiendan realizar hasta cinco.

Estas tendencias son fácilmente observables en los campus universitarios donde los trastornos alimentarios suelen ser más habituales. La mayoría de los estudiantes tienden a comer de forma irregular, y el saltarse las comidas suele ser habitual para muchos. Entre tanto, la comida rápida, y especialmente la alta en hidratos de carbono y calorías es oferta y asequible en varias partes, como las máquinas o bares de las facultades.

La precipitada vida del profesional ha dado como resultado nuevos estilos de comida muy influidos por la falta de tiempo. Por ejemplo, existen problemas de comida satisfactoria y nutrición correcta en los congresos entre profesionales, y varios investigadores se han empezado a hacer eco de ello.

Por lo tanto, no es sorprendente que en el entorno académico o profesional, con mucha presión, y en ocasiones, frenético, los trastornos alimentarios hayan llegado a ser comunes, y en cierta medida, reflejan de forma directa la desocialización de los patrones de la ingesta de comida contemporánea....

...