|| Eurosalud | Enfermedades :: La obesidad y el estilo de vida


Las crecientes proporciones de la obesidad parecen ir de la mano con el proceso de industrialización y están asociadas a una multitud de factores: la relativa abundancia de comida, dietas con alto contenido de grasas y azúcares y un estilo de vida más sedentario.

En la gran mayoría de sociedades rurales con comida insuficiente, ser gordo es visto como algo deseable, signo de riqueza y status. Aunque, de forma importante, a medida que una sociedad llega a obtener un status mayor, la típica distribución de la obesidad según la clase social por lo general se invierte. En estas clases sociales altas, la delgadez es el símbolo de status, y la obesidad se convierte en algo indeseable. Estas relaciones entre la obesidad y la clase social en los países occidentales no son meramente simbólicas, sino que se ha comprobado según diversos estudios que la prevalencia de la obesidad en las naciones industrializadas es mucho más alta dentro de los estratos socioeconómicos más bajos.

En los países desarrollados existe una enorme preocupación y un enorme interés médico por la obesidad, por su asociación con numerosos problemas de salud: hipertensión, enfermedad coronaria, diabetes…

Además en los últimos años, hay una preocupación creciente por su mayor prevalencia entre los niños y adolescentes, que aparentemente está relacionado con el número de horas que estos pasan viendo la televisión. Ver la televisión conjuga los dos principales factores de estilo vida que sitúan a uno en el riesgo de la obesidad:

actividad sedentaria y picar (principalmente comidas preparadas con alto contenido en grasas y azúcares)....

...