|| Eurosalud | Salud :: Efectos de la TV en los niños


Podríamos decir que la televisión produce una simplificación de la realidad. Algunas de sus características más negativas serían:

- La televisión impone un discurso simple con muchos adjetivos y pocos argumentos, sencillo de asimilar y poco razonable. Se trata precisamente de eso, de buscar una estabilidad emocional y nunca racional. Esto, en los niños que apenas pueden establecer un mínimo significado a sus emociones, produce consecuencias desastrosas.

- Adula al espectador y mientras establece gratificaciones inmediatas, sin explicar los procesos. Importa la inmediatez de los actos y las recompensas, no el esfuerzo para conseguirlas.

- Distorsionas o convierte en espectáculo cualquier tipo de alternativa a la representación social establecida.

- Ejerce una gran influencia en el desarrollo social y moral de los niños, de modo que:

La televisión tiende a moldear los valores sociales que la sociedad ha transmitido durante generaciones, en función de sus intereses, es decir, en función de los grupos de poder que manejan las grandes cadenas.

Cada vez se promueven más los valores hedonistas y materialistas propios de la sociedad consumista en la que vivimos: influyendo de forma directa en los hábitos de consumo y de relación entre los ciudadanos.

La violencia tanto implícita como explícita que se presenta en la televisión puede conllevar efectos dramáticos en las relaciones interpersonales que establecen los niños.

Las conductas antisociales que vemos en muchas películas y programas de moda tienen un efecto devastador en las actitudes de nuestros jóvenes hacia otras clases sociales o hacia sus propios compañeros.

Por último, respecto al sexo, la televisión pone al descubierto la vida privada de los adultos. Se promociona un sexo recreativo, como diversión y sin responsabilidad. No se educa en sexualidad responsable, porque la televisión no racionaliza.
...

...