|| yoPuedo | Voy a dejar de fumar :: La importancia de la motivación


Fumar forma parte de la conducta del sujeto, de manera que dejar de fumar implica un cambio de actitud y de conducta.

Todo cambio de actitud se realiza gradualmente y, por tanto, requiere un tiempo y es necesario impulsarlo por una motivación precisa, sólida, convincente y duradera. Al inicio del proceso de cambio la motivación es pequeña, pero irá aumentando a medida que avanza, viéndose reforzada por los efectos positivos que irá notando sobre su salud.

Una buena información sobre las consecuencias físicas que provoca el tabaco, es siempre la mejor motivación para dejarlo. Puede recurrir a la lectura de la lista de razones que elaboró al comienzo del tratamiento o a la sección 10 razones por las que quieres dejar de fumar.

En el artículo Quiero dejar de fumar, profundizamos sobre las motivaciones que comparte la mayor parte de los fumadores que desean dejar de serlo.

La dificultad que un fumador experimenta para dejar de fumar es inversamente proporcional a su motivación para abandonar el uso de esta sustancia: cuanto más desee dejarlo, más fácil le será conseguirlo.

Aunque su motivación sea quizás la cuestión más importante, otro factor influyente es su dependencia a la nicotina. Puede calcular su nivel de dependencia mediante el Test de Fagerström.

Los casos de mayor dependencia (resultados a partir de 5 en el test) necesitarán el apoyo adicional de productos que aportan nicotina (chicles, parches...) para hacer vida normal durante el proceso de abandono del tabaco....

...