|| yoPuedo | He dejado de fumar :: La tentación de volver a fumar


Todas las personas estamos expuestas casi constantemente a caer en una tentación: comer aquello que el médico nos prohibió, beber en cantidad inadecuada… etc. La tentación se encuentra presente en todos los ámbitos de la vida, aunque lo que tiente a unos, probablemente no tiente a otros.

El exfumador puede tener cierta tentación de fumar, pero sería una tentación nostálgica, nada más. Tal y como lo sería, por ejemplo, querer conducir un automóvil deportivo cuando siempre ha debido conformarse con un utilitario se segunda mano.

El fumador que siente la tentación de fumar, fuma, y así va convirtiéndose poco a poco en un adicto. Por el contrario, el exfumador que se siente tentado a fumar un cigarrillo (aunque sólo sea uno) sabe que una recaída puede representar el regreso a la condición de enfermo, de adicto al tabaco. Por lo tanto el exfumador rechaza de manera automática la tentación porque sabe realmente a qué se expone, sabe cómo vencer la tentación, y conoce todas las ventajas y beneficios que logrará si la consigue vencer.

La persona que rechaza un cigarrillo, y luego otro y otro, se va convirtiendo en un adicto al rechazo sistemático y rutinario. Al cabo de poco tiempo, el exfumador rechaza toda forma de tabaco casi sin tomar conciencia de ello, como si fuera un reflejo, como una actitud involuntaria…

Por lo tanto, el mérito no reside en no recibir los ataques de la tentación, puesto que estos son casi inevitables, sino que está en no caer en ella. Esto es perfectamente posible, con una fuerza de voluntad y autocontrol correctas, y numerosas personas dan fe de ello y también de que, después, uno se siente mucho mejor....

...