|| Eurosalud | Salud :: Cómo detectar la tele-adicción


Se considera que el hábito de ver la televisión se convierte en adicción cuando ésta deja de convertirse en un deseo y pasa a convertirse en una auténtica necesidad.

La clave para poder hablar de tele-adicción se halla en la pérdida de la libertad personal para ejercer un autocontrol sobre el tiempo de visionado. Una persona se considerará adicto cuando tenga una necesidad imperiosa de ver televisión y por mucho que trate de resistirse a ella no pueda controlarla.

Los padres deben empezar a preocuparse en serio cuando observen que el comportamiento de sus hijos está cambiando, se vuelve más cerrado, olvida a sus amigos, aficiones…, incluso retrasa la comida o la cena para no perderse un capítulo de su serie favorita.

El proceso de tele-adicción va forjándose progresivamente, por eso debemos estar muy atentos a las señales. Su avance siempre va en detrimento de otras actividades y obligaciones de la vida cotidiana, como el rendimiento escolar, las relaciones familiares e incluso el nivel de activación personal, cada vez más marcado por la apatía y la agresividad cuando es molestado durante el visionado de “sus programas favoritos” que suelen ser todos.

Muchos se preguntan ¿por qué la televisión ejerce ese magnetismo sobre las personas? La televisión emite incentivos básicos que agradan a las personas y que satisfacen necesidades humanas básicas como la curiosidad, la novedad… y ciertas motivaciones de carácter social, lo que pone en marcha determinados sistemas neuronales. Se trata de una actividad que produce mucha satisfacción con un mínimo esfuerzo y además requiere bajas dosis de actividad cerebral, lo que facilita el visionado por largos periodos de tiempo sin que por ello nos sintamos especialmente cansados.

La TV nos ayuda a desconectar cuando no nos apetece pensar demasiado, pero en el extremo opuesto encontramos programas que nos gustan, que nos hacen reír, o que nos atraen, que ejercen un fuerte poder sobre los niveles de gratificación personal....

...