|| Eurosalud | Salud :: Claves para comprar un fotoprotector II


Un fotoprotector debe ser FOTOESTABLE (mantiene su eficacia en el tiempo frente altas temperaturas), parece una redundancia pero hay mucho protectores en el mercado que no cumplen este punto de calidad, de ahí de la importancia de comprar protectores solares de garantía en lugares especializado para su venta.

En la recomendación de la UE, citada anteriormente, también se eliminó cualquier frase que diese a entender que con una única aplicación se está protegido durante todo el día. Un fotoprotector debe reaplicarse cada dos o tres horas si se está al sol, independientemente se du grado de protección, especialmente tras el baño, secado con toalla o transpiración excesiva.

TEXTURAS ADECUADAS. No todos necesitamos el mismo tipo de fotoproteccion y este debe estar adaptado a nuestro tipo de piel, edad, actividad al aire libre que se va a realizar,… Para esto lo mejor es pedir consejo a un especialista en salud, ya sea un medico, farmacéutico o bien una persona experimentada y especializada en el tema.

RESISTENCIA AL AGUA: En este punto existen dos nomenclaturas en ingles muy parecidas pero hay que tener en cuenta su diferencia:

WATER RESISTANT, Resistente al agua: Significa que el fotoprotector sigue teniendo su capacidad filtrante después de dos baños en movimiento de 20 minutos cada uno (40 minutos).

WATERPROOF; Muy resistente al agua: Significa que el producto no ha perdido su capacidad protectora después de una inmersión de 80 minutos. Recomendable para niños.
A pesar de esto se recomienda reaplicar el fotoprotector después del baño, además de hacerlo siempre que nos hayamos secado con una toalla.

Espero que estos puntos os hayan servido para ir a la piscina o a la playa más seguros y os ayuden a elegir un protector solar adecuado para la familia y sabiendo lo que estáis comprando y lo que le debéis exigir a un producto.
...

...