|| Eurosalud | Salud :: Precauciones ante una ola de calor I Recomendaciones generales


A pesar de que algunos de estos consejos ya los hemos recordado con anterioridad no está de más recalcarlos, debido a su importancia y a su fácil realización. Son pequeñas medidas para toda la familia y que todos conocemos, pero que rápidamente se nos olvidan.

- Beber abundantes líquidos, a excepción de los que tengan elevados contenidos de cafeína y/o azúcar y alcohol. Aunque no sienta sed debe beber de forma rutinaria, con especial cuidado en niños, ancianos y personas medicadas (véase Precauciones ante una ola de calor II).

- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Y evite la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde). Una buena alternativa es acudir a lugares públicos que estén climatizados.

- Usar ropa de colores claros, ligera, holgada y transpirable. Se recomienda el uso de sombreros o gorras y gafas de sol.

- Evitar la realización de esfuerzos físicos en las horas de más calor. Es aconsejable hacerlo en las primeras horas del día o al atardecer.

- Utilizar protector solar con un factor de protección mínimo de 20, aplicándoselo aproximadamente unos 30 minutos antes de salir, y reaplicarlo cada 2 horas durante la exposición solar (véase Radiación Solar y Fotoprotectores).

- Mantener sus medicinas en lugar fresco, puesto que el calor puede alterar su composición y su efecto. Algunos fármacos pueden ocasionar fotosensibilidad y quemaduras al sol (véase Medicamentos Fotosensibilizantes). Si realiza un viaje asegúrese de llevar consigo su medicación habitual. En caso de hacerlo al extranjero consulte al centro de vacunación con tiempo suficiente (al menos un mes y medio) las medidas a adoptar específicas para su destino.

- Nunca deje a nadie (especialmente niños, ancianos y enfermos crónicos) en un vehículo estacionado y cerrado.

- Báñese en lugares habilitados para el baño y vigilados por socorristas. Evite baños nocturnos después de haber consumido alcohol.

- Consuma mucha fruta y verdura, porque aportan agua al organismo. Y no olvide mantener alimentos cocinados y perecederos en el frigorífico.

Y como siempre, ante cualquier duda consulte a su médico o farmacéutico....

...