|| Eurosalud | Salud :: Herpes labial


Muchas personas sienten con frecuencia una quemazón, picor o leve hinchazón en el borde de la boca y en la comisura de la nariz.

Esto es debido a una enfermedad infecciosa causada por un virus llamado herpes simple tipo1.

Tras la primera infección el virus se mantiene en estado latente en nuestro cuerpo y puede reactivarse en cualquier momento.

La recurrencia del herpes labial puede ocurrir durante:

ciclo menstrual
fiebre
periodos de estrés, cansancio o fatiga
exposición al sol, elevadas temperaturas o luz ultravioleta
consumo de algunos fármacos
aparición de factores que disminuyen las defensas

Los síntomas previos a la aparición son picazón, ardor y mayor sensibilidad u hormigueo en la piel.

Durante la erupción se observan pequeñas ampollas agrupadas en racimos, rellenas de un líquido claro, y a medida que se van secando aparecen costras. El periodo de erupción suele durar entre 7 y 14 días.

Es una enfermedad contagiosa. Puede contagiarse dentro de la misma persona en diferentes zonas: labios, ojos, nariz… y entre distintas personas por contacto con la zona en erupción o bien a través de utensilios de cocina, afeitadoras, toallas, etc.

Prevención:

lavarse las manos con frecuencia
no compartir vasos, cubiertos, lápiz labial con otras personas
evitar besar hasta que las lesiones hayan remitido
utilizar una toalla de uso personal
no llevarse las manos a los ojos después de haber tocado las ampollas

Tratamiento:

Los síntomas del herpes labial desaparecen espontáneamente en unas dos semanas, pero la utilización de fármacos antibiliares (por ejemplo: aciclovir, famciclovir, valaciclovir) en forma de pomadas disminuye los síntomas y alivian el dolor.

Se deben lavar las ampollas con abundante agua y jabón natural para minimizar la posibilidad de que el virus se propague.

Colocar hielo sobre la zona también puede aliviar el dolor.
Evitar el tratamiento con corticoides, ya que extiende la infección, además de evitar el contacto de las heridas con alcohol.

En la actualidad hay tratamientos de luz pulsada, parches impregnados con antivirales que protegen del contagio y mejoran los síntomas, además de tratamiento homeopático que puede llegar a separar los brotes.
...

...