|| Eurosalud | Salud :: Salmonelosis Prevención y tratamiento


Todos los veranos aparecen en los medios de comunicación noticias sobre intoxicaciones por salmonella.

Se denomina salmonelosis a todas las enfermedades causadas por la ingestión de alimentos con bacterias patógenas o toxinas producidas por ellas.

La salmonella es una bacteria que se encuentra de forma natural en nuestro intestino y en el de los animales, por lo que un foco de infección importante es la contaminación de agua o alimentos con heces.

Los síntomas de la salmonelosis en el hombre son fiebre tifoidea y gastroenteritis.

Comienza bruscamente con dolor abdominal, náuseas y diarrea. Las heces son acuosas y con frecuencia presentan moco. Pueden ser sanguinolentas. Es habitual que aparezca dolor de cabeza y fiebre.

Por lo general es un proceso leve que se resuelve sin tratamiento, pero en caso de recién nacido y/o ancianos hay que tener especial cuidado para evitar la deshidratación, que les puede llevar a la muerte.

Una pauta de prevención sencilla es lavarse debidamente las manos antes de la manipulación de alimentos, además de lavar cuidadosamente éstos antes de su consumo.

Otra medida es refrigerar los alimentos lo antes posible. Al conservar alimentos por debajo de 8 grados evitamos que el organismo se multiplique y así evitar el contagio.

Los alimentos más frecuentes que pueden producir el contagio son:

carne
aves de corral
huevos
leche

Recomendaciones en comidas al aire libre:

Transportar adecuadamente los alimentos en neveras isotérmicas de manera que se mantengan entre 0 – 5 grados.

Elegir alimentos que requieran condiciones poco exigentes de refrigeración.

No dejar alimentos preparados en el interior del coche.

No se deben mantener a temperatura ambiente los alimentos más de una hora, y deben de estar protegidos del sol.

No se deben lavar los huevos antes de su utilización, ya que favorece la penetración de la salmonella desde la cáscara al interior del huevo.
...

...