|| Eurosalud | Salud :: Cómo diferenciar el resfriado de la gripe Consejos y tratamientos


Alguna vez en nuestra vida nos hemos preguntado si estábamos padeciendo un resfriado o una gripe. En innumerables ocasiones hemos confundido los síntomas y realizado mal el tratamiento.

Resfriado o catarro es una inflamación de las vías respiratorias que se produce como resultado de una infección viral. Puede durar varios días (3 o 4 días) y ser causado por más de 200 virus diferentes.

Los síntomas del resfriado son:

intensa congestión y secreción nasal acompañada de dificultad para respirar por la nariz, estornudos, goteo nasal, tos y dolor de garganta

dolor de cabeza, malestar general y ronquera

Gripe es una infección de tipo vírica causada por el virus de la influenza, tanto tipo A (invierno y comienzos de primavera) como tipo B (en cualquier época del año).

Los síntomas de la gripe son:

duración de una semana o más
existencia de fiebre
es altamente contagiosa
ocasiona dolor de cabeza y de garganta, así como dolor muscular y de las articulaciones

Así pues, tanto la gripe como el resfriado común son enfermedades infecciosas causadas por virus. Ninguna de las dos responde al tratamiento con antibióticos y aunque los síntomas puedan ser similares son enfermedades diferentes que requieren tratamiento específico en cada caso.

Como se puede comprobar en los síntomas expuestos anteriormente, las principales diferencias son:

el periodo de incubación y la duración

fiebre alta en la gripe y casi inexistente durante el resfriado

dolor de garganta frecuente en el resfriado y
ocasionalmente en la gripe

dolor muscular casi exclusivamente en la gripe

secreción nasal y tos aparecen en la gripe sólo si se complica

la gripe posee vacuna, el resfriado común no

Consejos:

protegerse del frío y de los cambios bruscos de temperatura. El frío aumenta la vulnerabilidad del cuerpo ante las infecciones virales
durante un resfriado común beber mucho agua
realizar lavados de nariz con suero fisiológico para mantener las fosas nasales limpias, respirar mejor y evitar las complicaciones
antes de dormir tomar vahos de vapor de agua con aceite esencial de eucalipto para descongestionar
evitar el tabaco
reducir el consumo de proteínas de origen animal: leche, queso y carne, para no fatigar al organismo con alimentos de difícil digestión
los medicamentos anticatarrales pueden producir somnolencia y disminución de la capacidad de concentración
evitar tocarse la nariz y llevarse la mano luego a la boca
estornudar sobre un pañuelo para evitar contagios
dormir con la cabeza elevada en la almohada para aliviar la congestión nasal
vacunarse contra la gripe en el mes de noviembre tras consultar con el médico
nunca utilice antibióticos sin receta de su médico, no tienen acción contra los virus

Es recomendable visitar a su médico siempre que existan complicaciones....

...